JIGGING LIGERO PESCA SPINNING

PESCA SPINNING JIGNNING LIGERO

En muchas ocasiones nos preguntais ¿ podemos pescar un jigs de poco gramaje?. Desde nuestra humilde Revista de Pesca Spinning vamos a intentar informaros de esta tecnica de pesca de Jigging ligero para la pesca spinning, para poder realizar esta tecnica de pesca cual son los materiales necesarios para poder practicarla.

Antes de entrar en materia esta tecnica de pesca pude ser utilizada tanto en el mar como en busca de black bass o lucios en lagos, pantanos y rios de agua ddulce.

El equipo necesario para practicarla


-Cañas de jigging, con una acción de 20 a 70 gramos o 70 a 150 gramos, aproximadamente, dependiendo de los señuelos jigging que vamos a utilizar.

-Carretes potentes, que estén compensados con el tipo de caña que usemos, un carrete tipo 4000 incluso un 5000 sería mas que suficiente, con freno frontal o carrete de bobina fija para el medio marino o carrete de bobina giratoria del tipo baitcasting o casting, a ser posible, de materiales de calidad para mejor conservación al desgaste y la salinidad en la pesca en el mar; a poder ser que sea estanco. El freno del carrete es muy importante que tenga varios kilos de resistencia, entre 4 y 8 Kg, dependiendo que el tamaño y peso que vallamos a buscar.

Ya seria suficiente, pues pescaremos con el freno bastante cerrado para evitar que las especies, busque refugio o se encueven y acaben enrocando nuestra línea o partiendola por el roce con algun obstaculo . Otra característica importante de nuestro carrete de jigging es que el ratio de recogida tiene que ser rapido. La manivela debe ser cómoda para agarrarla con comodidad y así reducir las rozaduras.

MATERIALES DE PESCA JIGGING LIGERO


-Sedales trenzados con bajo de fluorocarbono, para menor visibilidad en el agua pero de calidad pues enocasiones las jornadas de pesca pueden ser un no parar en el que no hay tregua y un sedal en malas condiciones o desgastado puede pasarnos factura. Es imprescindible usar fluorocarbono como bajo de línea pues los peces podrían advertir el nylon con mayor facilidad. Como nudo de unión suelo usar el Allbright y en líneas de escaso diámetro el UNI-TO-UNI.

-Tenazas específicas para abrir y cerrar anillas con facilidad y así poder cambiar de jigg rápidamente. También nos servirán de ayuda para desanzuelar de una forma rápida las capturas y poder devolverlas al agua si es que no tienen la talla adecuada o simplemente por nuestra propia decisión.

Bolsa para jiggs; muy práctica, permite transportar nuestros jiggs con bastante comodidad sin sus anzuelos.

-Assist-hook; la traducción literal del inglés sería “anzuelo de asistencia” o “anzuelo asistente”. Usando este montaje montaje reduciremos en gran medida el número de enroques con el fondo y podremos cambiar los jiggs con mucha facilidad y rapidez. Un Assist hook está formado por un anzuelo simple de buen tamaño (del 0/1 al 0/11) empatillado con dacrón. El trozo de dacrón suele ser corto, entre unos 3 y 6 centímetros de longitud y en el extremo opuesto al anzuelo va bien sujeto a una anilla soldada. Es importante que la anilla soldada sea de calidad y capaz de soportar bastantes kilos. Nuestro bajo de línea irá anudado a esta anilla soldada de manera que si un pez se clava al anzuelo, la anilla soldada que une el cordón de dacrón del anzuelo con el bajo soportará las acometidas de nuestra captura sin el riesgo de que se abra, un problema que nos sucedería con anillas abiertas y con emerillones. Pero seguro que os preguntáis, ¿y dónde va puesto el jigg?...pues la respuesta es muy sencilla: en la anilla soldada colocaremos una anilla abierta (eso sí, siempre usando material de calidad), y cuando deseemos, abriéndolas con las tenazas, podremos poner y quitar un jigg con suma facilidad.

-Poteras triples/anzuelos simples; los jiggs más pequeños, en torno 25 y 50 gramos los podemos anudar de la anilla que disponen en un extremo y ponerles una potera triple en el otro extremo, pues el Assist puede ser excesivamente grande. Otra opción para no dañar las mandíbulas de las capturas con la misma gravedad que las poteras es poner un anzuelo simple en el lugar de la potera triple.

-Guantes, para que nuestras manos no sufran desgaste excesivo pues el jigging es muy dinámico y tras horas manejando el carrete es probable que la piel sufra quemaduras y abrasiones. También son muy útiles para apretar nudos sin segarnos los dedos con el trenzado y para asistir a piezas de cierto tamaño más cómodamente, pues hay especies que poseen espinas muy afiladas en los opérculos o en la aleta dorsal.

-Cinturón de combate en caso de tener una sorpresa y enfrentarnos a una gran captura, pues nos facilitará el combate reduciendo lesiones de espalda y brazos.

-Cámara de fotos; la librea de los peces es mucho más atractiva cuando hace poquísimo que éstos han salido del agua y en ocasiones(la mayoría de veces) una foto in situ en el pesquero es mucho más bella que las típicas fotos de cocina y garaje con las capturas muertas y descoloridas. También es importante disponer de una cámara pues si practicamos el captura-suelta con la mayoría de capturas de esta manera podremos inmortalizarlas antes de devolverlas al agua.

-Señuelos; entre los señuelos más eficaces encontramos los metal-jiggs, aunque también es efectivo el uso de vinilos plomados y bucktails jiggs.
El mercado actual nos ofrece infinidad de marcas y modelos de jiggs, tan solo debemos darnos un “paseo” por la red y encontraremos muchas ofertas online. Sin olvidar que actualmente muchas de las tiendas de pesca se están especializando cada vez más en jigging y podemos pedir asesoramiento con facilidad. Lógicamente el hecho de que exista una gran variedad de marcas también significa que encontraremos jiggs de precios muy variados, algunos más económicos que otros; pero en este deporte lo barato puede llegar a salir caro.


Preparativos previos…

Cuando nos disponemos a empezar la jornada de pesca debemos tener todo a punto y preparado. Yo suelo preparar el equipo el día antes o durante el trayecto de salida de buena mañana. De esta manera no perderemos el tiempo haciendo nudos y montando las cañas con el vaivén del mar, que podría causar mareo si no se está acostumbrado a navegar. Además en caso de encontrar una mola de peces deberemos actuar rápido y eficazmente si no queremos perder el banco de depredadores y prepararlo todo deprisa y corriendo, lógicamente, sería muy estresante. Por esa razón debemos tener el equipo preparado, bien revisado y a punto antes de embarcarnos o dirigirnos al pesquero. Debemos asegurarnos de haber cambiado anillas y poteras defectuosas de nuestros señuelos y prestar atención a descuidos como rozaduras en el sedal, anillas con muescas del desgaste, carretes defectuosos, nudos inseguros, emerillones endebles….cualquier descuido puede hacer que perdamos una buena captura y esto es lo último que deseamos por eso todo debe estar en perfectas condiciones y dispuesto a sufrir la acción de pesca sin problemas de roturas. Necesitaremos insistencia y resistencia al frío y las inclemencias climáticas. Una ropa adecuada será fundamental si no queremos “pescar” un resfriado de campeonato. También en muchas ocasiones unas botas de agua o incluso el wader nos evitaran de remojones innecesarios que pueden ser una amenaza para nuestra salud cuando el tiempo es mas duro y frió; sin olvidarse de proveernos de unos guantes, un gorro y, si es preciso, una braga para el cuello. Ninguna captura vale como nuestra propia salud y es conveniente abstenerse de enfriamientos y remojadas de agua fría.


La acción de pesca:

Tan solo debemos localizar o tener localizados puntos en los que conocemos que hay presencia de depredadores tal como ocurriría si pescásemos desde costa. De hecho aquí es más importante pues no hay ninguna escollera o demarcación que nos haga una idea del tipo de fondo; una vez estas en el mar te encuentras en medio de una gran extensión de agua y escoger un sitio al azar es como buscar una aguja en un pajar.
El mayor problema que puede plantearnos esta modalidad es no conocerse los fondos, por eso juega un papel importante conocerse las profundidades de sonda, veriles, filos, pecios, arrecifes, ya sean naturales o artificiales, esas son las zonas más querenciosas, algo que solo conocemos saliendo a la mar y probando diferentes lugares.
Si queremos tener éxito con las especies de fondo más selectas como los serránidos, los grandes espáridos y las serviolas es necesario saber a ciencia cierta donde vamos a realizar nuestra acción de pesca, lo que conlleva conocer el uso de la sonda y si disponemos de GPS, marcar aquellas zonas con relieve que representan rocas, pecios o arrecifes artificiales. Sobre fondos de arena podemos tener capturas pero los depredadores de mayor interés deportivo no son los que se encuentran en esas zonas.

Las horas mas propicias siguen siendo el amanecer y el anochecer si bien la noche puede ser sorprendente en cuanto a capturas se refiere. Aun y así durante las horas más calurosas también puede ser muy efectivo cerca de las profundidades ya que se calientan las capas superiores de agua y los peces se mantienen en zonas más profundas de aguas más frías.

Al llegar al pesquero pararemos la embarcación y pescaremos a la deriva, de esta forma rastrearemos con nuestros jiggs mayor superficie del fondo y localizaremos donde se encuentra más pescado. En ocasiones los peces se concentran en una zona muy concreta y en los alrededores de esa zona casi no tendremos picadas, de modo que es necesario pescar al garete hasta dar con el filón adecuado.

La técnica es la siguiente: abrimos el pick-up del carrete y dejamos descender el jigg hasta el fondo y posteriormente volvemos a cerrar el pick-up y empezamos a “animar” el jigg. Parece mentira cómo un trozo de plomo pintado y con dos ojos de plástico puede llegar a pescar…y es que las especies más selectas y apreciadas por los pescadores se encuentran entre algunas de las capturas a que podemos optar practicando jigging ligero. Según el movimiento que le demos al jigg éste incitará el ataque de unas u otras especies. Las recogidas las suelo hacer rápidas para incitar al ataque brusco, aunque también me encanta manejar los jiggs con movimientos más pausados, y la mayoría de especies de fondo sucumben al movimiento sensual de un jigg que parece un pequeño alevín que nada cerca del fondo huyendo. Tan solo la práctica nos aportará resultados que permiten al pescador sacar sus propias conclusiones a la hora de mover el jigg de una forma u otra dependiendo de la especie que quiera incitar.

La picada es quizá el momento más emocionante de esta modalidad pues en todo momento mantenemos contacto directo con la caña y el carrete y la línea cae en total perpendicularidad, lo que conlleva un contacto directo con el pez desde el mismo instante que éste acomete contra el jigg. Pero nunca debemos olvidar de clavar bien las piezas, lo que los anglosajones denominan “hook-up”. Es preferible perder una pieza poco después de la picada que perderla al lado de nuestra embarcación cuando ya íbamos a izarla a bordo. Es muy aconsejable clavar dos, tres e incluso cuatro veces a base de tirones firmes. El freno debe soportar la primera acometida del depredador y el pescador, firme, mantiene la tensión e inicia un bombeo rítmico para alejar la captura del fondo, siempre y cuando notemos que se trata de una buena captura pues con ejemplares pequeños y medianos casi no nos hace falta bombear y la caña hace sola el trabajo. Cuando ya hemos ganado unos metros ya podremos aflojar un poco más el freno para cansarnos menos y sin el peligro de que el pez se enroque.


Pesca responsable.

Otro aspecto que considero esencial para mantener una pesca sostenible es la captura y suelta de todas las capturas a excepción de aquellas que destino para consumo personal. Sobretodo debemos informarnos de las tallas mínimas de las diversas especies que podemos capturar; si algunas especies no tienen talla mínima hay que tener algo de sentido común y liberar esas capturas de especies que pueden alcanzar tamaños mucho mayores como los bonitos, las bacoretas, las melvas, las llampugas, los listados, las serviolas, las anjovas…..si matamos estos individuos juveniles estamos sacrificando toda una generación y toda su posible descendencia pues si aun no han alcanzado la madurez sexual estaremos matando innecesariamente a peces que ni siquiera han realizado su primera freza

Articulo de Cristian Rodríguez Fernandez
Publicado en revistas spinning

Share
PESCA PLUMERO JIG BUCKTAIL
PESCA SPINNING MAR
Revista Pesca Spinning, Pesca Surfcasting, Pesca Carpfishing, Revista Señuelos Pesca